Ingredientes:

  • 2 rebanadas de piña
  • 1 cucharadas de pasitas
  • 2 cucharadas de queso cheddar rallado
  • 1 cucharada de pan molido
  • 2 pechugas de pollo
  • 1 cucharada de mantequilla
  • ¼ taza de vino blanco seco
  • ¼ taza de agua
  • 1½ cucharaditas de fécula de maíz

Procedimiento:

  1. Corte la piña en trozos pequeños y en un recipiente mézclelas con las pasitas, queso, y pan molido. Reserve.
  2. Aplane las pechugas de pollo entre dos trozos de papel encerado.
  3. Extienda la pechuga de pollo y coloque la mezcla de piña y pasitas. Enrolle con cuidado y coloque tres palillos de dientes para sujetarlo.
  4. En una sartén, derrita la mantequilla a temperatura media y dore las pechugas.
  5. Añada el vino y el agua. Tape y cocine hasta que las pechugas de pollo estén totalmente cocidas.
  6. Retire las pechugas de la sartén. El líquido restante mézclelo con la fécula de maíz y agregue un poco de agua y revuelva hasta que espese.
  7. Vierta la salsa sobre las pechugas rellenas y sirva.

Tip: puede utilizar hilo para amarrar las pechugas y evitar que se abran durante la cocción.