Ingredientes:

  • 1 huevo
  • ¼ taza de vinagre blanco
  • 1 taza de agua

Procedimiento:

  1. Hierva agua y agréguele el vinagre.
  2. Quiebre el huevo y colóquelo en un recipiente. Resérvelo.
  3. Baje la temperatura cuando el agua comience a burbujear.
  4. Tome una cuchara y haga girar el agua hasta forma un remolino. Vierta el huevo lentamente y lo más cercano al agua y permita que este se cocine por 4 minutos.
  5. Saque el huevo del agua y séquelo con papel toalla.

Tip: el vinagre ayuda a cocinar más rápido la clara y le da una textura cremosa.